Comunicación Emprendimiento Marketing

Y tú ¿Eres actor o Espectador?

002
Escrito por Karinna Sanper

Seguramente eres de los que disfruta ir al cine, ver series, películas, ir al teatro, etc. ¡Claro! Es más fácil y divertido pagar por ver actuar a alguien.

Hay ciertas características que debe hacer y cumplir un buen actor, ahorita las mencionaré, antes de hacerlo, léelas muy bien, porque creo que todos las debemos practicar, ¿estás listo?

  • Son apasionados
  • Leen, eso fomenta su imaginación.
  • Nunca dejan de formarse
  • Cuidan su imagen (física y profesional)
  • Son accesibles
  • Organizados
  • Viven
  • Menos hablar y más actuar ¡BINGO!

Te das cuenta que la mayoría somos espectadores, bueno ¿y que tiene? Te preguntarás, no tiene nada de malo ser espectador, de hecho, es bueno serlo, pero no hay que abusar, creo que los espectadores deben transformarse en actores, lo que más me gusta de los espectadores es que creen que lo saben todo.

Voy a hablarte de los tipos de espectadores, seguramente conoces a alguien con algún perfil, si no es que casi todos, ¿Estás listo?

  • El desmotivado

Estas personas no quieren oír ni hablar, ellos solo ven el mundo pasar, son visuales al 1000%, les corre atole por las venas, ellos viven en piloto automático, nada los hace felices, no disfrutan lo que hacen y siempre esperan que los demás galardonen su trabajo.

  • Jaimito el cartero

Él no necesita mucho para sobrevivir, de hecho vive feliz así con lo que tiene, este espectador vive al día, a él no le pidas que haga el más mínimo esfuerzo en cambiar algo, porque no lo hará, quiere evitar la fatiga, no tiene interés en hacer cosas que lo hagan pensar más de la cuenta.

  • El Positivo sin agallas

Él empezó siendo uno de los anteriores, pero descubrió  algo que lo entusiasma y siempre busca algo más, está preparado para experiencias nuevas, acepta recomendaciones y es fácil acertar con él, sabe que si se controla, controla todo, solo que no ha dejado de ser espectador.

  • El todólogo

Él recomienda pero no actúa, ¡ha visto tanto! que ya sabe qué pasará en cada situación, siempre tiene algún consejo y observación, basado en lo que ha visto, nunca en lo que ha hecho, su justificación es no tener tiempo, te lo vende tan bien que crees que todo lo que sabe es porque lo hace y no es así.

  • El acaparador

¡Y el Óscar es para! Este, es el grado máximo de espectador, aunque no es el más experto, en todo quiere opinar, es un hater por naturaleza, su pedantería llega al extremo, él jamás actuará por que prefiere ver fracasar a los demás, antes que lo vean fracasar a él, en todo está pero nada hace.

Deja te menciono la diferencia entre un espectador y un actor, el primero solo observa, a él no se le ve, es incoherente, es una marioneta, espera motivación de los demás, etc. Sin embargo, el actor se expone, se compromete, se le critica, se auto-motiva, es líder de sí mismo, él es, después hace.

Seguro varios nombres te rondaron la cabeza al leer este artículo, ¿y tú con cuál te identificas?  Al final del día todos somos espectadores y pésimos actores.

Me despido con lo siguiente, la vida es una obra de teatro, tú decides si eres el protagonista o te quedas con el papel de extra, nos leemos luego mundo.


Contacta a Karina por facebook aquí

Karinna Sanper

Mercadóloga emprendedora y docente con 6 años de experiencia, convencida de que cada problema es una oportunidad para implementar mejoras, cambios e innovaciones ya sea en en el ámbito laboral y/o personal

Experiencia en administración de recursos humanos realizando capacitaciones al personal, evaluación al clima laboral, elaboración de manuales capacitación/inducción,Organización y planeación de eventos corporativos, convenios empresariales.