Comunicación Diseño Gráfico Emprendimiento

Top 5: Regalos perfectos para un diseñador.

5
Escrito por Anakaren Figueroa
  1. Tu confianza.

Si estás buscando a un experto para que trabaje tu proyecto, déjalo trabajar. ¿Para qué contratas a alguien que tengas que estarle diciendo qué hacer? Mejor hazlo tú, ¿No?
Si te molesta una muela, pues sácatela tú. ¿No?
Pues no. El diseño gráfico es una carrera profesional en México desde hace décadas, es necesario para el éxito de un proyecto. Si acudes a una empresa especializada en algo, respeta y deposita tu confianza en ellos. Nosotros sabemos el por qué y para qué hacemos las cosas, no es cosa de gustos personales si no de funcionalidad. Que algunas veces coincida es otra cosa pero no necesariamente porque tu color favorito es el morado vas a lanzar una hamburguesa con pan morado porque te aseguro que no va a funcionar. De eso se trata todo esto, de que funcione.
Sé un buen cliente y confía, nos encantaría recibir eso debajo del arbolito de vez en cuando.

  1. Tu puntualidad.

Habemos quienes conocemos el concepto de “agendar citas” y todo lo que ello conlleva. Seré breve: Si agendo a las 4 PM contigo, no lo haré con nadie más. Te voy a dedicar única y exclusivamente a ti, ser humano especial, mis 4 PM de aquél día. Tú y yo. Dejaré de hacer todo lo que estoy haciendo por verte y escucharte. ¿Qué espero de esto? Tu presencia. Asiste a la cita, y asiste a la hora acordada. Si vienes tarde, permítete 3 segundos de tu valioso tiempo (que vale exactamente igual que el mío) y avisa.
Nos sorprendería bastante, para variar, encontrarnos debajo del muérdago a las 4 PM. No antes, no después.

*Nota. Aplica en fechas de entrega, de pagos, de presentaciones, de llamadas telefónicas.

  1. Tu respeto.

Más que como profesionistas, me refiero a como seres humanos. Tú te ganas la vida de una manera y nosotros de otra. Sabemos que todos necesitamos de todos los demás para coexistir (Pagar renta, comer, divertirnos, aprender, entre otros).

El hecho de que formemos parte de un área diferente y que no necesitemos de un archivero y una oficina “común” a los ojos de muchos, no veo de qué otra forma podamos trabajar. Necesitamos la libertad que el área demanda, necesitamos de las bromas y de las situaciones diferentes, necesitamos sentirnos rodeados de cosas creativas para ser creativos. A diferencia de lo que muchos afirman, esto no quiere decir que no estamos trabajando. Al contrario, tenemos la flexibilidad propia de la creatividad para hacerlo a pesar de todo.
¿Qué tal si envolvemos poquito de respeto por los creativos y sus formas de ser y lo envolvemos y enviamos con una bonita nota de “Feliz Navidad”?
Lo apreciaríamos mucho. Tip: Es perfecto para intercambios navideños.

  1. Tu comprensión.

El intercambio comercial no es nada nuevo. Las civilizaciones antiguas lo hacían con trueques. 1 caballo = 5 gallinas. O algo así.
Hoy, en pleno 2015 casi 2016, es necesario para que un negocio sea eso, un negocio, el intercambio. Mis servicios = Inversión
Suele pensarse que el trabajo de diseño tiene que ser “bueno, bonito y barato”, dicen por ahí. Claro, en una realidad alterna donde el peso no se devalúa y todo es color de rosa, entre otros.
Es hora de que todo el mundo sepa que el diseño cuesta, no tiene porqué ser barato (pues este concepto es relativo), es una inversión a largo plazo, vale la pena, hace la diferencia, funciona, se toma en cuenta, influye en la decisión de compra del consumidor, te hace destacar, ayuda a tu posicionamiento, te da contexto y una personalidad. El diseño habla, siente y piensa. Es un ser vivo que si no lo tomas en cuenta desde un inicio, a la larga te puedes arrepentir.
Así que ya saben, sea en cheque, depósito, transferencia, efectivo o gift card, el diseño tiene su precio.
Acompáñalo de una ridícula tarjeta navideña con lentejuelas y listo.

5. Chocolates.
Es obvio. Nada que explicar.

Anakaren Figueroa

Me llamo Anakaren Figueroa, tengo 24. Me gradué de Diseño Gráfico en la Ibero Tijuana el invierno del 2013, no sin antes haber cursado un semestre en el ITESO en GDL y trabajar tres años en el área de difusión cultural de la universidad. Soy Co-Creadora de Creática Projects, una empresa de comunicación visual donde desarrollamos e impulsamos marcas por medio del diseño gráfico y de espacios. He desarrollado un especial interés por la mercadotecnia, la filosofía y lo editorial. Me considero fiel seguidora del rock clásico, la literatura a las 6 AM, el órden, el sarcasmo y los detalles.