Héctor Turriza

Pásele, pásele, que no le digan que no le cuenten, un buffet de monitos hasta para el paladar más exigente.