Branding Emprendimiento

Tengo una idea del millón, ¿Qué hago?

pldio0a4
Escrito por Alfonso Arámbulo

Por ahí algunos empresarios  con ciertas habilidades bien pulidas dicen muy a menudo que las oportunidades abundan, que las oportunidad están frente a nuestras narices, que no debemos de “buscar” la siguiente idea del millón, sino observar a nuestro alrededor qué ocurre, qué podemos mejorar y qué hace falta.

Esto ha sido ejemplo de grandes visionarios que más que otra cosa fueron grandes observadores. En la región de Tijuana tenemos a un equipo futbolístico ex campeón de una copa en el que se vio una carencia y se llenó ese hueco. En la ciudad de Tecate tenemos a un Spa reconocido mundial mente como uno de los 5 mejores en todo el mundo, entre muchas otras ideas de negocio que han surgido de un ideal.

Muchas veces tenemos miedo a compartir nuestras ideas a otras personas porque pensamos que alguien más la va a hacer, que nos van a ganar la tirada, o simplemente porque queremos protegerla con una patente antes de hablar. Puede ser que esto que voy a decir caiga como un balde de agua fría tipo ice bucket challenge,  “No existen las ideas del millón, sino acciones del millón”. Tenemos que estar conscientes que el éxito de aquellas empresas no lo hizo la brillante idea, sino el comprometido equipo y sobre todo el liderazgo que mostró aquella figura de empuje, que por lo general es el fundador.

Les dejo 5 pasos que pueden hacer para que su idea sea exitosa:

  1.  Cuenta esa idea a tantos como sea posible.
    Esto genera una presión social y no te va a quedar otra, que llevarla a cabo.
  1. Acércate a algún empresario exitoso, no un emprendedor.
    La diferencia entre acercarse a un empresario exitoso es que va a tener su idea bien validada, su desarrollo de negocios sólido, y sobre todo conocimiento integral sobre el manejo de una empresa, te darás cuenta que la idea sirve como tractor de la pasión para ese emprendimiento, sin embargo necesitarás un buen guía que te de un norte.
  1. Haz tu prototipo.
    No hay como mostrarle a la gente lo que quieres hacer, y poner un caso ejemplar con tu cliente ideal. Es la mejor manera de no dejarlo a la imaginación de la gente que le cuentes, recuerda que entre menos ambigüedades, más clara la explicación.
  1. Trata de vender al primer cliente fuera de tu familia y amigos.
    Es muy fácil estar cegado por nuestra brillante idea y olvidamos quién es nuestro verdadero cliente ideal, es por eso que tenemos que salir a tocar puertas y ver quién la abre, en ese momento sabremos cuál es el perfil ideal de nuestro cliente.
  1. Intenta tantas veces hasta sistematizar el negocio.
    No hay negocio sin ideas e ideas sin negocio, este concepto nos tiene que quedar claro porque es de suma importancia pulir esa idea en base a la respuesta de los puntos anteriores hasta crear un sistema autosustentable tanto creativo como económico.

Los invito a que me cuenten qué piensan, han tenido miedo de compartir alguna idea y luego alguien más la hace, compartan sus experiencias.

Alfonso Arámbulo