Comunicación Marketing Publicidad

Marketing religioso. La religión también se sabe vender.

7
Escrito por Rocío Pérez

La religión es una forma de vida para muchas personas y así ha sido desde siglos atrás, lo que la convierte en un tema interesante pero al mismo tiempo muy controversial, y en ocasiones abordar éste tema resulta un cuento de nunca acabar pues existen diversas posturas, creencias y puntos de vista sobre las diferentes doctrinas religiosas. Sin embargo los tiempos cambian y actualmente la oferta religiosa es amplia, hay un gran abanico de opciones para elegir hacia que doctrina inclinarse; esto pone en aprietos a las diversas congregaciones religiosas ya que con tanta competencia el esfuerzo que se debe realizar para entretener y cautivar el mercado debe ser mayor, ahora sí que la religión que se venda mejor es la que lleva la mejor parte.

Estas congregaciones han tenido que recurrir al apoyo de varias herramientas para poder venderse mejor, mantenerse a flote, reforzar el lazo con su mercado meta y ser más atractivas ante el mercado potencial. Entre estas herramientas destaca el marketing.

Viéndolo desde un punto de vista comercial la religión busca congregar un mayor número de fieles para infundirles su ideología y en ocasiones obtener un beneficio económico al venderles productos y servicios ofrecidos por las iglesias de algunas doctrinas. La mayoría de las congregaciones religiosas y sus iglesias ofrecen productos y servicios atractivos y típicos como: bisutería, ornamentos, imágenes religiosas, libros, figuras de cerámica, aguas milagrosas y demás productos milagrosos, música, eventos religiosos como talleres, retiros espirituales, excursiones, festivales, ferias en donde se muestran las nuevas tendencias tecnológicas para los templos, entre otros; todo esto con la finalidad de complacer y satisfacer la demanda del mercado meta y de atraer al mercado potencial y así obtener el beneficio económico antes mencionado.

Con la ayuda del marketing, de la tecnología y el internet, de las redes sociales y de otras herramientas como la publicidad y las relaciones públicas, muchas congregaciones están logrando su finalidad y se están vendiendo bien, pues además están mejorando y adaptando a las tendencias del mercado actual los productos y servicios que ofrecen. Podemos ver que muchas congregaciones religiosas en su esfuerzo por mantenerse a flote y congregar un mayor número de fieles han evolucionado la forma en la que hacían su propaganda, ahora se dan difusión en redes sociales como Facebook y Twitter, utilizan páginas web, unas manejan sistemas informáticos como los CRM (Administración de la Relación con los Clientes), otras tienen presencia en programas de televisión y radio, otras imprimen revistas entre otras cosas, y otras congregaciones mantienen como aliado principal el boca a boca, ya que los fieles seguidores son los que se encargan de dar la mejor difusión de su doctrina religiosa, cabe mencionar que algunos fieles de verdad tienen talento para vender su ideología y poder convencimiento para atraer nuevos seguidores.

Aunque en la actualidad aún existe una resistencia a la aplicación del marketing en lo religioso ya que es visto como algo pecaminoso, esas congregaciones religiosas que se resisten a la aplicación del marketing deben estar conscientes de que en todo el mundo se habla de religión, por lo cual es necesario estar informados y actualizados sobre las tendencias religiosas en los diferentes países y se deben diseñar estrategias adecuadas que les permitan lograr todos sus fines, pues al final de cuentas no pueden negar que la religión vende y vende muy bien.

Rocío Pérez

Mercadóloga egresada de la Universidad Autónoma de Baja California. Me gusta aprender y compartir, no me limito a dominar sólo un área. Me inspiran las personalidades que comparten conocimiento y sabiduría, al igual que las marcas comerciales que trabajan día con día por dejar huella en la mente y corazón del consumidor. Vicios: Chai, rock, cinéfila nocturna, atardeceres y amaneceres, explorar lugares, conocer diferentes culturas e historias de vida, amante de la buena comida.