Comunicación Emprendimiento

Los pinches proveedores

12
Escrito por Adrián Ortiz

En estos días ser emprendedor es muy sencillo y barato, básicamente sólo necesitas tener una idea y buscar clientes que compren tu idea, si te dedicas a vender servicios puedes trabajar desde casa con tus propias herramientas y no necesitas invertir una gran cantidad de dinero para arrancar. Empezar es muy sencillo pero hay todo un mundo de aprendizaje por delante que solamente te lo va a dar la experiencia.

Uno de los temas muy importantes al tener cualquier tipo de negocio es contar con proveedores adecuados, pero no siempre tenemos la buena suerte de toparnos con ellos a la primera y nos toca hacer una ardua labor de búsqueda, de prueba y error, de frustraciones, corajes y amistades rotas.

Te invito a considerar los siguientes puntos a la hora de buscar un proveedor:

Falta de experiencia.
Algunas veces te topas con proveedores que venden muy barato su servicio o se comprometen a resolverte muchas cosas y puede que sea una buena oportunidad de ahorrar una suma de dinero, pero en muchas ocasiones  ese tipo de proveedores sin experiencia empiezan a fallar en sus tiempos de entrega, o se empiezan a sentir incómodos porque se dan cuenta que el intercambio ya no les es redituable, entonces su servicio empieza a bajar de calidad y tú que estás entre el cliente y el proveedor vas a tener que dar la cara a tu cliente y responder por el mal servicio que te esté dando tu proveedor.

Freelancer
Puede ser que conozcas a un freelance que te provee servicios desde su casa, sin horario definido y te puede resultar muy útil que trabaje en la madrugada cuando tienes una entrega urgente para el día siguiente. Sin embargo, si esta persona no es organizada va a llegar el momento en que sus fechas de entrega no sean realistas o puede pasar que necesites sus servicios por la mañana pero por su misma naturaleza de no tener horarios, es muy probable que no esté disponible, entonces todas esas ventajas se empiezan a volver sus mismas desventajas, tienes que analizar seriamente si ese es el servicio que necesitas y no te va a hacer quedar mal con tu cliente en un futuro.

Sé un buen cliente
Si tienes proveedores eso te convierte a ti en el cliente, y lo más sensato y correcto es compórtate como te gustaría que tus clientes se comporten contigo, osea no regatees, paga cuando tengas que pagar, haz acuerdos claros, haz intercambios justos, deja que tu proveedor haga su trabajo, se comprensivo y sobre todas las cosas, sé amable, que la relación laboral no intervenga con la relación personal que tengas con la o las personas que estén del otro lado.

Sé un buen proveedor
Si tienes clientes eso te convierte en el proveedor y como tal debes portarte como te gusta que se porten tus proveedores contigo, sé claro, cobra lo justo, maneja tiempos de entrega realistas, siempre cumple con tus tiempos de entrega, sé honesto, amable, flexible y firme cuando sea necesario y sobre todas las cosas, nunca, pero nunca cortes la comunicación, recuerda que la comunicación es la base de toda relación sólida, si debes entregar algo y no lo tienes listo, lo peor que puedes hacer es no contestar el teléfono, contesta aunque sepas que te van a regañar, discúlpate, termina el trabajo y trata de salir de ese “problema” lo menos raspado que puedas, a la larga ese tipo de experiencias te darán más valor como proveedor.

He tenido experiencias muy incómodas en las que un proveedor no termina el trabajo en la fecha y hora que lo prometió, y el cliente está muy enojado conmigo porque no se está entregando lo prometido a tiempo, en esta situación lo correcto es asumir la responsabilidad del error y una vez que se valla el cliente, hablar muy seriamente con tu proveedor, analiza si es el tipo de servicio que necesitas y si hay compromiso real de su parte.
Te recomiendo que investigues antes de emitir juicios, probablemente existieron causas de fuerza mayor que impidieron que tu proveedor cumpliera con su compromiso, pero si detectas que en realidad no tenía motivos para quedar mal y aun así quedó mal, no le des muchas vueltas, empieza a buscar nuevas opciones para tener ese as bajo la manga cuando sea el momento preciso de sacarlo.

De todas estas experiencias lo que he aprendido es que en medida que seas mejor como cliente, vas a poder encontrar mejores proveedores y como tal vas a saber trabajar correctamente con ellos de manera que puedan crecer juntos y mantener una relación laboral larga como matrimonio funcional que les traerá muchos beneficios compartidos a futuro.

Adrián Ortiz

Director general de Porn Design Graphic House.
Apasionado empedernido por el diseño e intoxicado de una gran dosis de creatividad, curiosidad, energía y ganas de hacer cambios positivos en la gente que me rodea.
Amo el cine, la música, los conceptos creativos, las ideas frescas, las personas honestas, los niños y el diseño en todas sus formas.