Blog Emprendimiento

Los emprendedores no se crean ni se destruyen… Sólo se transforman.

Los-emprendedores
Escrito por Patricia Castillo

¿Quién no disfruta ir a nuevos bares o restaurantes en su ciudad? Seguramente muchos lo hacemos. Por diversas razones, en un momento u otro nos gana la curiosidad y terminamos asistiendo a los lugares de moda.

¿Alguna vez has conocido alguno y pensado “¡Qué buena idea!“, “¡Qué creativos!“, “¿Cómo se les habrá ocurrido?“ A mi me ha sucedido en varias ocasiones.

Por otro lado, ¿Te has preguntado si ese mismo modelo de negocio, esa misma idea que consideramos tan innovadora o diferente, existe en otro lugar del mundo? Tal vez sí.

Resulta que durante los últimos días he estado en una ciudad, que por cierto es bastante linda y amigable, del centro de Texas. Como cada vez que visito una ciudad por primera vez, me gusta recorrer tantos lugares como pueda y, sobre todo, ir a aquellos que son considerados como locales, es decir, esos restaurantes, bares o puntos de reunión a los que la gente que vive ahí asiste.

En esta semana tan ocupada y tan soleada (la temperatura no baja de 38 grados centígrados durante el día), he tenido la oportunidad de descubrir varios lugares bastante interesantes a lo largo de la ciudad.

La cuestión es la siguiente: ¿Qué tienen de nuevo o diferente?

En realidad, nada. Eso no quiere decir que no haya disfrutado o que no quiera volver, por supuesto que quiero volver. Lo importante es que he notado que lo que en nuestra ciudad puede resultar novedoso o único, seguramente ya está sucediendo en algún otro lugar del mundo, o viceversa.

Las ideas de negocio innovadoras o 100% únicas pueden ser difíciles de encontrar, pero esto no debe de ser un detractor para aquellos planes que se tengan.

Mientras trabajaba para una incubadora de negocios muy a menudo me preguntaban sobre qué negocio les recomendaba abrir, o qué giro o tipo de empresa era la que mejor iba a funcionar. La verdad es que no hay una regla o una bola mágica para saber cuál es el mejor o si algo va a funcionar o no. Si bien, existen herramientas que nos pueden ayudar a reducir el riesgo y estudios que nos indican los sectores de mayor crecimiento o auge, es una combinación de factores la que poco a poco hará que nos demos cuenta de qué tan viable es alguna idea o de que nuestro proyecto crezca.

Aquí les comparto 3 sencillos puntos que nos pueden ser útiles al momento de iniciar o querer iniciar una idea de negocio y darnos cuenta qué tan bien vamos por ese camino:

  1. Investiga: Ten por seguro que tu idea va a tener una hermanita perdida en algún lugar del mundo, algún modelo muy similar si no es que idéntico al tuyo. Esto no es malo, nos sirve para estar enterados de qué es lo que hay, cómo funciona, qué ofrecen, y poder compararlo con la idea que originalmente teníamos. No se trata de copiar, se trata de mejorar, lo cual nos lleva al siguiente punto.
  1. Adapta y mejora: No todos los negocios funcionan igual en todos los lugares. Considera las características de tu ciudad, de tu mercado, quiénes serán tus competidores, entre otras cosas. Las fórmulas de negocio llegan a variar incluso de colonia a colonia, ya no decir de ciudad a ciudad. Considera también el crecimiento, facilítate el camino para dar los siguientes pasos en el desarrollo de la empresa.
  1. Atrévete: Simplemente hazlo. Podemos pasar gran parte de la vida pensando en si será una buena idea o no, en si estamos corriendo un gran riesgo o si necesitamos planear más. En muchas ocasiones el mejor momento para hacer las cosas es hoy. Date la oportunidad de dejar atrás el “y si lo hubiera hecho“.

Espero que las ideas de hoy te hayan sido útiles y que sigamos mejorando los modelos de negocio a los que les apostamos. Espera pronto más contenido de marketing, emprendimiento y negocios. ¡Hasta la próxima!

La reproducción de este artículo se realizó con el previo consentimiento del sitio web  www.brainstorm.ws

Patricia Castillo