Marketing

La pulpa del jugo en publicidad, storytelling

GUACAMOLE MAGAZINE_01_La pulpa del jugo en publicidad, storytelling

Que una marca tenga en claro cuál es su esencia es, sin duda, un have-to-do para poder desarrollar campañas publicitarias (no puedes lanzarte a vender, sin saber qué vendes), donde se hace necesario saber no sólo qué mensaje vamos a transmitir sino cómo: bienvenidos al mundo del storytelling. El storytelling, reducido a una definición muy sencilla, es el arte de contar historias; es un concepto generalmente asociado al mundo de la cinematografía, sin embargo, es una poderosa herramienta que podemos utilizar en muchos otros escenarios y uno de ellos, es en el ámbito de la publicidad.

There is more than meets the eye.

Los seres humanos por naturaleza sentimos una gran atracción por las historias, pues son la manera en que podemos conectar, conocer y generar empatía con otras personas a través de nuestras similitudes y diferencias. Cuando un individuo está expuesto a un relato, comienza una fuerte actividad neurológica en la que nuestro cerebro busca comprender y sentir las palabras, de manera que simultáneamente muchas partes de él (entre ellas zonas encargadas de procesamientos lingüísticos y emocionales) se activan, llevándonos a retener la información y a actuar en base a cómo nos sentimos con respecto a ella.

Diversos estudios han demostrado que, al momento de evaluar marcas, los consumidores responden mejor a estímulos emocionales (sentimientos) que a informativos (atributos y características del producto) y es en este punto donde si las marcas logran crear una historia valiosa, pertinente y convincente, podrán generar un comportamiento positivo por parte de un cliente o prospecto; un lugar para ver cómo el storytelling es una herramienta increíblemente rentable, es en los clásicos spots de televisión que fueron populares a raíz de las temporadas del Super Bowl; “The Force”, de Volkswagen (http://goo.gl/GuPWs) y “Puppy Love”, de Budweiser (http://goo.gl/xcfb7V), son excelentes ejemplos: en ambos casos tenemos a un protagonista cuyas acciones son motivadas por alcanzar un objetivo personal (para mini Darth Vader es hacer que su “fuerza” moviera algo y, para el cachorro, estar con el caballo) lo cual incentiva al público a identificarse con una causa que de alguna manera le da sentido a su vida (cabe mencionar que el storytelling no sólo se aplica en spots, sino también en otros ambitos como content marketing en social media y branding, entre otros). ¿En estos anuncios se presenta al producto como elemento principal? No. El producto es sólo un complemento, pero la historia es la verdadera protagonista, con la intención de generar una percepción positiva y un lazo de confianza con el público (y vaya que lo lograron, ambos incrementaron significativamente sus ventas anuales y fueron mucho más populares que comerciales con sofisticados efectos especiales, CGI, deportistas y otras celebridades).

La magia de crear experiencias significativas.

Para dar verdadero valor a nuestro mensaje, hay que impregnarlo de nuestra esencia como marca: ¿Qué ideal hay detrás del concepto de tu producto o servicio? ¿Cuál es el núcleo, la esencia de lo que se quiere vender? Los consumidores pueden ver nuestro carro, nuestra cerveza, nuestro relojes, nuestra pizza, pero ¿cómo nos diferenciamos de otros productos del mismo rubro, más allá de lo que todos pueden ver (colores, diseño, sabor, etc.)? En el uso de storytelling, tengamos en cuenta que los consumidores nos estarán evaluando bajo la siguiente demanda: MAKE ME CARE; hagamos que les importe, dejemos una huella en el público que los haga sentirse relacionados a un ideal o un sentimiento, al concepto de la campaña y a la marca.

La vida está contada por las historias que nos contamos unos a otros. El storytelling es una forma de hacernos vivir a través de la imaginación, una manera de darle personalidad a nuestras empresas a través de conceptos y motivaciones que surgen de experiencias reales. El producto es sólo una parte de la historia y la relación con un cliente potencial comienza mucho antes de siquiera invitarlo a comprar.

Y a ti, ¿qué historias de marca te han atrapado?

Shantell Raygoza Muñoz

Creativa por vocación y Comunicóloga de profesión, he desarrollado mi pasión por la publicidad y las artes visuales a través de diferentes plataformas como social media, video, diseño gráfico, fotografía y televisión. Coca-Cola, Michael Jackson y Disney Pixar son mis tres grandes fuentes de inspiración y sueño con ser directora creativa de spots publicitarios para marcas nacionales e internacionales.