Comunicación Diseño Gráfico Emprendimiento

Materializando tus propios diseños. Impresoras 3D, la evolución del diseño.

11
Escrito por Rocío Pérez

¿Te imaginas poder imprimir ropa, alimentos o cualquier objeto diseñado por ti?, pues sí, los avances tecnológicos jamás dejarán de sorprendernos, siempre habrá algo que nos deslumbre, y en esta ocasión estamos hablando de las impresoras 3D consideradas como una nueva promesa de la tecnología para la evolución del diseño.

Desde siempre una de las tareas más importantes del diseño ha sido innovar objetos para que hagan nuestra vida más cómoda, pero esta vez se volaron la barda con este tipo de tecnología aplicada al diseño, que además con el tiempo se ha puesto al alcance de más personas, se ha vuelto muy eficiente y menos costosa.

A ver, pero ¿qué es esto de la impresión 3D?

Las impresoras 3D no son algo nuevo, su origen se remonta a los años 80´s cuando algunas adaptaciones y avances transformaron la tecnología de impresión con tinta a impresión con materiales. Para ese entonces el impacto de este descubrimiento no fue grande, aún se seguía viendo como algo de ciencia ficción, era increíble imaginar que algo así pudiera ser posible… ¡y quién lo diría, ahora lo es!

La impresión 3D es el proceso de manufactura en el que los objetos sólidos son construidos a partir de capas finas de un material específico; explicándolo con palabras que podamos entender nosotros los simples mortales, una impresora 3D va a producir un modelo 3D físico a partir de un diseño 3D procedente de un formato digital creado en una computadora (CAD- Diseño asistido por computadora). Para dejarlo más claro, un ejemplo: si diseñas una canasta, primero debes realizar el dibujo en papel (modelo original), después lo harás con un programa de diseño en la computadora (modelo CAD), y por último el objeto se separa en capas, las que serán impresas sucesivamente capa por capa en la impresora 3D. Para lograr esto sólo necesitarás contar con el material adecuado, actualmente ya puede utilizarse gran variedad de materiales.

Así es, estas impresoras cuyo principal uso ha sido aplicado en áreas como medicina, ciencia, arquitectura, diseño, la industria de la moda, alimentos, arte, etc., también han comenzado a mejorar la vida cotidiana pues ya existen impresoras 3D al alcance del público desde mil dólares (con poca calidad de acabado) y otras a 3 mil dólares (gran calidad de acabado), que permiten a los usuarios materializar sus propios diseños o utilizar plantillas de objetos creados por diseñadores reconocidos para imprimir cualquier cosa que se les ocurra, siempre y cuando cuenten con el material indicado.

Aunque todo esto nos siga pareciendo como sacado del cine, es una realidad que al parecer pinta todo muy positivo y práctico, sin embargo, como toda tecnología con ventajas y desventajas, estas impresoras aún son consideradas como máquinas con impacto negativo social, ambiental, económico y político.

Como podemos ver, el diseño es una de las áreas creativas que está evolucionando constantemente, pasando del papel, al formato digital y posteriormente al físico, y ahora con ayuda de tecnología innovadora, la creatividad de los diseñadores en sus diferentes ramas ha podido explorar y proponer sin límites.

Creo que las diversas áreas creativas tienen mucho que agradecer a la innovación y desarrollo tecnológico.

Rocío Pérez

Mercadóloga egresada de la Universidad Autónoma de Baja California. Me gusta aprender y compartir, no me limito a dominar sólo un área. Me inspiran las personalidades que comparten conocimiento y sabiduría, al igual que las marcas comerciales que trabajan día con día por dejar huella en la mente y corazón del consumidor. Vicios: Chai, rock, cinéfila nocturna, atardeceres y amaneceres, explorar lugares, conocer diferentes culturas e historias de vida, amante de la buena comida.