Emprendimiento Entrevistas

Entrevista con Rosa María Rodríguez

Entrevista-con-Rosa-Maria-Rodriguez
Escrito por Guacamole Magazine

Rosa María Rodríguez, presidenta de Baja Emprende, nació en Culiacan, Sinaloa; es parte de una familia tradicional, sin embargo, una familia muy emprendedora, -como ella misma nos contó- donde su lema es “no trabajes para nadie, trabaja para ti mismo y genera para ti mismo”. Toda su vida se ha criado así, por lo que es una emprendedora de corazón. En Guacamole Magazine, tuvimos oportunidad de charlar con ella y esto fue lo que nos compartió.

Hablando de emprendimiento ¿Cuál fue el primer proyecto que usted emprendió?

Yo pienso que lo comencé como a los 8 años, alguien en algún momento me invitó a vender algún producto de catálogo o hacía pastelitos y cosas así. Pero yo recuerdo que fue muy a temprana edad; ya después a los 16 años, 17 años, ya estaba como emprendedora con un negocio de decoración y así ha sido mi vida siempre de emprendimiento, de prueba-error, pero siempre de mucho aprendizaje a través del emprendimiento.

Actualmente ¿En qué proyecto se encuentra trabajando?

Ahorita tengo varios proyectos, primeramente estoy en Baja emprende, que es un proyecto que me apasiona porque estoy apoyando a otros emprendedores, gente que quiere iniciar su negocio o gente que ya tiene un negocio, pero quiere darle un nuevo giro o gente que ya está muy bien establecida y quiere ampliar sus posibilidades, entonces aquí en Baja emprende contamos con gente que nos apoya, voluntarios que nos apoyan para que la persona se reenfoque en lo que quiere, que haga crecer su emprendimiento, esa es la finalidad y que sea feliz, a final de cuentas que sea feliz es lo que más nos importa.

¿Hace cuánto inició Baja Emprende?

Baja Emprende comenzó oficialmente en noviembre de 2015, ya registrados y todo, pero comenzamos a trabajar a principios del 2015 con un grupo de voluntarios y yo me integré a este proyecto en mayo de 2015, pero ya venía una antesala. En Baja Emprende hay una sociedad, esta sociedad está conformada por cuatro personas: Vladimir Ramírez, Antonio Arreguín, Iván Rodríguez y yo, que estamos frente a la asociación. Pero estar en una asociación requiere el apoyo de mucha gente, le agradezco a toda la gente que ha estado en algún momento y ha aportado su granito de arena.

¿Cómo nace Baja Emprende?

Nace de una manera muy interesante porque fue inspirado por BiiaLab a través de Jürgen Klaric. En aquel entonces hubo uno de los iniciadores de este proyecto que se llama Darius Torres, él y Antonio Arreguín se fueron a Argentina, tuvieron una capacitación de Jürgen Klaric y a raíz de esos viajes que ellos hicieron, quisieron traerse el proyecto para acá.

Ahorita es un proyecto que está en una plataforma a nivel mundial, donde tienen cursos gratis, tienen una plataforma virtual padrísima y nuestra finalidad es emular ese concepto, tenerlo acá en Tijuana y al mismo tiempo que somos Baja Emprende, también somos una parte de BiiaLab, trabajamos en conjunto con ellos pero adaptados a la necesidad de nuestra propia región.

En su experiencia ¿Cuáles son las principales habilidades que un emprendedor debe tener?

Pues son varias, pero una que a mí me encanta es la pasión, cuando algo te apasiona todo empieza a fluir, sin embargo con pasión no basta, la pasión puede ser como el impulso inicial, que tú digas “quiero iniciar este negocio, tengo muchas ganas”, pero bueno, luego viene la constancia, ser responsable, ser consciente de las deudas que llevas, tener conocimientos básicos de diferentes áreas del emprendimiento, desde finanzas, la cuestión contable.

Ser un emprendedor apasionado pero responsable, no puedes ser un emprendedor porque dices “soy un apasionado de la repostería, ya soy emprendedor”, pues sí, pero si das tus pastelitos al precio que te sale a ti hornearlos en casa y no lo visualizas a mediano, largo plazo; rentando un lugar y todo lo que te implica, sino contemplas los gastos que conlleva todo esto, obviamente no estás siendo un emprendedor que esté generando como negocio, puede ser un emprendedor que esté viviendo por pasión, pero no está haciendo un negocio y si no está siendo redituable, entonces no está siendo un negocio definitivamente.

¿Cómo se da inicio en el área del Coach profesional?

Esta área surgió a partir de un cambio de ciudad que yo tuve, yo vivía en Mexicali, viví en Tijuana y luego me fui a Mexicali y ahí estuvimos unos 10 años. Yo tenía un negocio listo para hacerlo franquicia y de pronto las cosas te cambian todo el panorama, de pronto me dice mi esposo, “nos cambiamos de nuevo a Tijuana”.

Cambio de ciudad y en ese cambio, empieza una nueva Rosa María, y traté de entender que los cambios a veces, aunque son dolorosos, son necesarios para explorar otras áreas de tu personalidad que no habías explorado, entre ellas, empezó a salir la inquietud que siempre había tendido, de hecho en Mexicali siempre estuve apoyando a otras mujeres, de una u otra manera siempre estaba escuchándolas, dándoles consejos y cuando vengo a trabajar para acá, empiezo a trabajar en mi crecimiento personal, hasta que llegó un momento en que me dije, “ya tengo herramientas necesarias para empezar a apoyar a otra gente”.

Pero ahí dije, “ocupo algo, necesito un método que me respalde” y es cuando decido estudiar coaching y bueno, eso realmente ha cambiado mi vida, el coaching lo que ha ayudado es  a acomodar mi crecimiento personal que he tenido toda mi vida, me ayudo a estructurarlo, a acomodarlo y ahorita estoy en el área de coaching.

¿Qué es lo que más le motiva del Coaching?

Lo que más me motiva es ver el crecimiento de otras personas, ver como las personas a través de reconocer ellas mismas sus emociones, lo que están viviendo, descubrirse, de replantearse, de tener nuevos puntos de vista, pueden ver una nueva persona.

Entonces cuando uno da una sesión de coaching, en la primera sesión la persona comienza a decir “no, es que mi pareja, mi esposo, mi novio” y al termino de las sesiones que se vayan a dar, dicen “no es mi esposo, no es mi amigo, no son mis hijos, la responsable soy yo”, cuando ves ese cambio, dices,  la persona ya tiene una apertura para nuevos aprendizajes, reaprender y darse nuevas oportunidades.

¿Podría compartirnos un reto al que se haya enfrentado y cómo lo resolvió?

Yo pienso que el reto más grande que he enfrentado, fue enfrentarme conmigo misma, como persona, porque es muy fácil a veces tener logros personales y vivir de los aplausos, que te inviten a entrevistas y el reconocimiento, de alguna manera es el ego lo que está trabajando. Y cuando me vine a Tijuana todo eso desapareció y aquí sólo era Rosa María, todo mi historial que yo traía se quedó como en nada y volverme a reencontrar conmigo misma, con mi esencia, entonces fue donde me di cuenta que tenía que trabajar conmigo.

Pero llegar a ese punto de aceptar, que yo no dependo de lo que la demás gente dice, que si tengo una entrevista, si me reconocen, lo que importa es mi esencia, como yo soy.

Pienso que es un reto que todo mundo debería darse en algún momento de nuestra vida, enfrentarnos con nosotros mismos y ver ¿Que está pasando? ¿Cómo me siento? ¿A dónde voy? ¿Qué quiero?, reflexionar sobre uno mismo.

En 2015 colaboró en TEDx ¿Cómo fue su experiencia?

TEDx, es un proyecto que tiene mucha energía, tiene mucha gente joven, ese proyecto me encantó porque, bueno, uno de mis retos era hablar en público y yo siempre he soñado con estar en TEDx, en frente, exponer en TEDx.

Dije, bueno, si quieres exponer un día en TEDx, lo que yo quiero compartir; vamos a conocer un poquito detrás de TEDx ¿no? Y hace  poco fue como entré a TEDx.

Ariosto me dio oportunidad de integrarme al equipo, estuvimos trabajando con ellos, una  gente con mucha energía, casi puros millennials, casi todos son puros millennials, y a mi edad –yo tengo 50 años–  trabajar con jóvenes de  20 años,  de 30 años y de pronto me ven así como ¿esta doñita que hace aquí con nosotros? Así siento que me ven ¿no?

Pero no, para mí son una gran enseñanza y cuando ellos logran relajarse un poquito y entender que esa señora, o esa doñita que ellos pueden ver de pronto en mí, tiene mucho que aportarles, se relajan y es el momento en el que empieza el aprendizaje mutuo. Si todos tuviéramos esa consciencia sería mucho más fluido este mundo, todo mundo tenemos algo que compartir y al mismo tiempo algo que aprender de los demás, así que, TEDx fue fabuloso, sigo participando con ellos ¡y me encanta!

¿Qué es lo que hace en TEDx?

En TEDx, estaba participando en el área de comunicación, estuve acompañando a varios expositores para trabajar en sus exposiciones que iban a dar, cómo manejarse en público, cómo presentar.

Porque traen temas tan interesantes, pero es increíble cómo a veces  no pueden expresarse adecuadamente en público, se limitan  y no logran transmitir toda, toda la vibra que traen dentro y no logran conectar con la gente. Entonces nada más es un empujoncito chiquito y lograr conectar todo el conocimiento con una emoción que ellos están sintiendo porque les apasiona lo que hacen y, obviamente cuando salen al escenario transmiten todo y la gente conecta con ellos, entonces dices tú ¡hijole yo quiero hacer eso! Quiero tener una actividad como la que él tiene, te motivas y dices tú, yo voy a desarrollar mi proyecto porque también quiero ser como él, entonces es la finalidad, lograr que otra gente también se anime a hacer lo que le gusta, lo que le apasiona; vivir la vida a final de cuentas.

Leía que usted es licenciada en comunicación. De la carrera de comunicación ¿qué es lo que más le ha agradado hacer?

De la carrera de comunicación, en aquellos años, yo fui creo que la segunda generación de la carrera de comunicación de la Universidad Iberoamericana, entonces, pienso que todavía estábamos a prueba y error y de nuestra prueba y error aprendimos mucho y es fabuloso cuando aprendes,  tú, en carne propia vas aprendiendo los retos que tú tienes, porque una cosa es estudiar la carrera y otra cosa es salir al mercado.

Yo decía que había estudiado comunicación y me decían “ah, tú eres periodista, ah, entonces para trabajar en televisión”, no, digo, es que yo puedo y yo soy comunicóloga y me enfoqué en el área organizacional, entonces como que te encasillan, ya ahorita está muy abierto el panorama, y bueno, comunicación está en muchas áreas,  definitivamente.

Yo en aquel entonces decidí enfocarlo a mi negocio, yo me encargaba de publicidad, me encargaba de relaciones públicas, me encargaba de realizar  eventos, realizar seminarios, entonces, la carrera de comunicación fue para mí realmente básica para poder tener esa seguridad en aquel entonces e iniciar mi negocio, porque sí no, nada más estaba así etiquetada como que “Ah, tú vas a trabajar en televisión” ¡no! Les decía, ¡no!, tengo más aéreas de oportunidad que “nomás “televisión ¿no? Entonces, así  es como mi carrera en comunicación es un pilar de mi vida, de mi vida profesional y la sigo disfrutando cada día, nuevos aprendizajes pero mi carrera en comunicación es base en todo lo que he hecho.

Y bueno, ya por último, alguien a quien admire y ¿por qué?

Fíjate que yo admiro a mucha gente y yo te podría decir, -quizás suene raro  porque siempre alguien tiene a quien admirar-, pero, yo admiro a todas las personas, tengo la capacidad de admirar a todas las personas porque cada una aporta algo a mi vida, desde la persona más sencilla que te puedas encontrar en la calle tiene algo que aportarme; hasta la persona que esté en un momento cumbre de su carrera o una persona histórica como Gandhi o la madre Teresa de Calcuta, inclusive el señor Trump que ahorita está con tanta controversia, de todos tenemos que aprender algo.

Y ya en lo personal, yo a alguien a quien admiro mucho es a mi madre; por su fortaleza, su entrega que tuvo dentro de algunas limitaciones de salud que tuvo ella en vida y la admiro, y a mi abuelita porque, son personas que, a pesar de que no tenían estudios, no tenían preparación, eran personas muy inteligentes, lograban manejar la situación, lograban salir adelante, una fortaleza, una alegría por vivir que de pronto hoy en día no encuentras, entonces, gracias a ellas, pienso que soy lo que soy ahorita.

Conoce más de Rosa María Rodríguez en:

Facebook/BajaEmprende

Facebook/RosaMariaCoach

Mira las 10 rapiditas que nos respondió Rosa María Rodríguez

Guacamole Magazine