Comunicación Emprendimiento Entrevistas

Entrevista con Alberto Gutiérrez

AlbertoGutierrez
Escrito por Guacamole Magazine

Alberto Gutiérrez, Director de Mambo Casa Productora.

Alberto Gutiérrez nació hace 31 años en la ciudad de Tijuana, Baja California. Es licenciado en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California y Director de Mambo Casa Productora.

También es co-fundador del colectivo 5 y 10 producciones y catedrático en la Universidad de las Californias (UDC)

¿Cómo inicia Mambo Casa Productora?

Se da por una cuestión de estar con tus amigos y decir ¿y ahora qué hacemos? Yo trabajé en CECUT, pero para ese momento ya no estaba ahí y otro compañero que estaba en otra productora ya no estaba trabajando en ella. Se dio la casualidad de que nos buscamos porque a mí me cayó un proyecto freelance que no podía ejecutar yo solo y a los demás también les cayeron proyectos que no podían ejecutar solos, entonces dijimos vamos a sacar estos proyectos.

Al fin y al cabo era algo que buscábamos. Si bien, siempre ha habido productoras en la región, creemos que nosotros arrancamos una ola diferente de productoras, que no son emanadas de la tele ni de los modos de producción de la televisión, sobre todo de la televisión local, que no es, yo creo, el nivel óptimo de calidad que se debería tener.

Y entonces, nosotros partimos de la idea de implementar nuestros conocimientos, nuestros modelos de producción, nuestra forma de entender el proceso y en 2009 nos avocamos a crear Mambo Casa Productora.

¿Por qué el nombre de Mambo, de dónde sale?

Me vas a dar la oportunidad de meter mi versión de la historia, cada quien tiene la suya. Cuando estábamos decidiendo en qué íbamos a trabajar juntos y estábamos hablando de la idea de tener un nombre, hablábamos de cuáles son los puntos que debería tener un buen nombre, porque justamente, acababa de pasar que un colega había hecho una productora y el nombre era una cosa impronunciable, entonces si no lo puedes decir, si no lo puedes repetir, si no suena bien cuando lo dices, no lo vas a utilizar.

Entonces dijimos, pues es algo que tiene que invitar a repetirlo, estábamos pensando en esas ideas, ¿qué vocales debería tener? Todos somos comunicólogos, todos somos muy, muy nerdos del lenguaje y mientras estábamos trabajando en uno de los proyectos que teníamos, el itunes lo teníamos en aleatorio y de repente empieza el mambo número 8 y estábamos trabajando entre todos y de repente llegan los gritos de Pérez Prado y ya, nos dio risa ¡mambo! ¡uh!

Es casi así de poner la mano todos juntos. Y de ahí dijimos, mambo no está mal, entonces yo dije, vamos a dormirnos con esa idea en la cabeza y si mañana nos gusta como nos llamamos, así nos vamos a llamar.

Y casa productora, porque aquí se da mucho la pretensión de ponerle films y nadie filma pero todo mundo se llama films, una casa productora es un concepto de industria, de una empresa que conlleva los talentos creativos antes que otra cosa, entonces dijimos Mambo como nombre y Casa Productora como apellido qué es lo que hacemos y nuestra visión de cómo lo tenemos que hacer.

¿Cuáles fueron los principales retos a los que se enfrentaron cuando inició Mambo Casa Productora?

Yo creo que el primer reto fuerte, es que el medio audiovisual y en general el medio comercial, es un medio muy relacional, a quién conoces, quién te conoce, quién te recomienda, quién avala tu trabajo.

Entonces, muchas veces cuando arrancas sin un portafolio, sin una cartera de clientes, o cuando arrancas sin una experiencia previa que tú puedas demostrar, pues, eso es como salir del vestidor con el gol en contra.

A nosotros nos sirvió que uno de mis socios tenía entre sus clientes a una compañía de teléfonos y yo había trabajado con CECUT, entonces podíamos decir, bueno ¿para quién has trabajado?, para estos organismos fácilmente reconocibles.

En general ocurre mucho con los emprendedores creativos; están tan enfocados en desarrollar su técnica y su creatividad, que se les olvida la parte relacional y de estar ahí, de estar haciendo los contactos, de estar dándose a conocer, de estar generando una conversación con clientes potenciales.

Es algo que no te dicen, que realmente la parte más sustancial de tu trabajo va a ser eso y el menor porcentaje de tu tiempo, va a ser dedicado a tu trabajo creativo. Yo creo que ese fue el principal reto, entender cómo asumir el lado de negocios, de un negocio que era fundamentalmente creativo.

 

De los proyectos que han desarrollado en Mambo Casa Productora, platícanos sobre alguno que recuerdes y por qué

Puedo decir que uno de los proyectos que me ha gustado mucho haber desarrollado fue la campaña que hicimos para el Fideicomiso de Promoción Turística de Tijuana, sobre todo por los resultados tan inmediatos.

Esta campaña comenzó a gestarse desde 2011 y nosotros la filmamos y la desarrollamos durante 2012. Fue una campaña en donde recorrimos la ciudad de lado a lado y destacamos muchos puntos.

Estas campañas estaban diseñadas no para los tijuanenses, estaban diseñadas para la gente de afuera, para que cuando llegarán a Tijuana, tuvieran la oportunidad de conocer diferentes cosas de la ciudad que no solamente son las comunes; en gastronomía, en lugares a visitar en la ciudad, en actividades de ocio, en actividades de entretenimiento.

Y entonces fue una campaña en donde hicimos quince cápsulas de 5 a 7 minutos cada una, o sea casi una hora y media de material, casi hicimos una película de Tijuana y generó algo que nosotros no esperábamos, que es una adopción por parte del tijuanense de sus espacios.

Aunque la campaña estaba hecha para los de afuera, porque era para estimular turismo, mucha gente se apropió eso, entonces de repente cada tijuanense se colgó la medalla de soy embajador de mi ciudad, soy guía turista, soy promotor.

Entonces los espacios que nosotros dimos a conocer, son espacios que adquirieron nueva vida y desde ir al Caesar´s a preguntar exactamente por algo específico a gente que iba a los puestos de tacos que nosotros destacamos y en donde decían, sabes qué te vi en un video y vengo desde Anaheim, California a probar ese taco que tanto se me antojó. Eso fue algo muy satisfactorio, porque de nuevo abonó a cosas muy buenas para la ciudad.

Otra campaña que también nos gustó mucho el resultado, es la que acabamos de hacer para Toros. Por el hecho de que Toros en ese momento estaba bajo la idea de romper un poquito los esquemas de cómo se publicitan los deportes en México, sobre todo porque la tendencia en la Liga Mexicana de Beisbol que no tiene tanto peso en el país, como el futbol o como otras cosas, hacían una publicidad muy informativa, mientras que nosotros trabajando con ellos (Toros) les hicimos una publicidad más de identidad, más de juego, más de enganche con el resto de los rivales.

Y es que los mismos equipos de la liga han dicho, te volaste la barda, no habíamos visto que este tipo de publicidad era siquiera factible, o siquiera razonable de hacer en México.

¿Qué aspectos tiene Mambo Casa Productora que la hace diferente a las demás?

Esa es una pregunta bien singular, porque como te decía, cuando surgimos teníamos un modelo de producción diferente, y ahora con el tiempo, pues ya otras productoras comenzaron a desarrollar nuestro modelo.

¿Por qué? Porque es otro modelo, más adaptable. La televisión es una cosa como hecha para la velocidad pero no necesariamente hecha para la calidad, y entonces una de las cosas donde consideramos que sí hemos sido como una buena punta de lanza, es en que ahora otras productoras y otros clientes, también están preocupados por el tema de la calidad.

Creo que el tiempo de la publicidad, informativa, descriptiva ya se acabó. Ahorita lo que busca el consumidor, es cómo desarrollar un vínculo con las marcas que consumen y parte de nuestro trabajo es que hacemos mucho trabajo en la cuestión de generar vínculos, de contar historias, de elaborar una narrativa y creo que ahí es donde tenemos más experiencia.

Venimos del guionismo, la dramaturgia, el desarrollo de empatía; entonces eso mismo se aplica a la comunicación comercial. Yo creo que eso es lo que estamos nosotros desarrollando de manera singular.

Cambiando un poco de tema ¿En qué consistió tu participación en “Los Hamsters”?

Fui primer asistente de dirección, que básicamente es el encargado de la logística de sus proyectos.

Los Hamsters es un proyecto de tesis de un colega, Gilberto González. Es una película donde él se propone narrar una Tijuana cotidiana, que no es una Tijuana de los temas fuertes, sino es una Tijuana como cualquier lugar en el mundo, en donde las familias y los personajes llevan una existencia cotidiana llena de complicaciones.

Es una película que se hizo con muy bajo presupuesto, con el apoyo muy limitado de las instituciones y ahora sí que se hizo en una escala, en donde nosotros como 5 y 10 producciones, quisimos demostrar que había una forma de hacer una escala de producción así posible, la película ha sido bien recibida por los públicos donde se ha mostrado y está próxima a estrenarse en cines.

¿Qué papel jugó 5 y 10 producciones en este proyecto?

5 y 10 producciones acaba siendo co – productor, porque 5 y 10 producciones hace mucho del trabajo en Tijuana de la organización y la logística de la película.

Entonces fue para nosotros la culminación de un esfuerzo de casi 10 años de que empezamos 5 y 10 producciones, haciendo cortitos y en general enseñándonos a nosotros mismos, a esfuerzos mayores de hacer seminarios, de generar talleres, generar formas de trabajo que sean sustentables, y Los Hamster para nosotros es como una culminación en toda esta década de trabajo, porque representa lo que nos propusimos hace diez años, hacer una película, que sea viable, sea un modelo, en donde una película sea viable de hacerse en Tijuana sin la intervención de fuera, para 5 y 10 producciones es un gusto enorme.

¿Qué es lo que más disfrutas de emprender un proyecto?

Nosotros vemos todo esto como una oportunidad de contar historias, una oportunidad de mostrar puntos de vista en este mundo. Para nosotros cada nuevo proyecto, representa una historia nueva que construir, que elaborar, gente nueva que conocer, gente nueva que dar a conocer, ideas nuevas que ponen en juego. Entonces yo creo que todo proyecto creativo nuevo te estimula, te hace pensar en otra cosa, que es diferente a lo que estás acostumbrado hacer, te pone nuevos retos, te genera nuevas ideas.

Cada oportunidad de un proyecto nuevo, de un cliente nuevo, de una campaña nueva, es crecimiento, es darte cuenta de para donde puedes crecer, de qué puedes desarrollar y cómo puedes contar cosas nuevas, para mí eso es lo más estimulante.

¿Cuál es tu sueño más grande?

Yo creo que mi sueño más grande es dedicarme a hacer lo que yo quiero, lo que yo hago, lo que yo promuevo y he tenido la suerte, he tenido la oportunidad de así hacerlo.

Y ya para finalizar ¿Cuál es el ingrediente secreto de tu guacamole?

Yo creo que la pasión, hay gente que anda por este mundo que no se da cuenta que está viva y eso no es vida, yo creo que hay que echarle mucho chile.

Te dejamos con las 10 rapiditas

Guacamole Magazine