Diseño Gráfico Emprendimiento Entrevistas

Entrevista con Catalina Silva

Creative Mornings Catalina Silva
Escrito por Guacamole Magazine

Catalina Silva es diseñadora gráfica de profesión aunque se ha enfocado mayormente a la publicidad y comunicación gráfica. Es además, la mente maestra detrás de Creative Mornings Tijuana y actualmente se desempeña como directora creativa y socia en Enigma Creative Services.

¿Cómo inicias en el proyecto de Creative Mornings?

Yo seguía a un colectivo y al estar siguiendo su blog, me di cuenta que iban a tener una charla en Creative Mornings Los Angeles, entonces investigué qué era.

Me registré y vi que en la página de ellos tenían que podías iniciar un capítulo en tu ciudad. Les escribí y les dije que quería iniciarlo, eso fue en el 2012, me dijeron que tenía que mandar una aplicación.  Para entonces yo estaba muy involucrada en un proyecto de arte público que se iba a presentar en Tijuana Innovadora y mi socia en ese momento de Fotografika estaba iniciando otro proyecto, entonces no era el momento ideal para yo empezar a relacionarme en un proyecto adicional.

Pasaron dos años cuando volví a retomar el tema de Creative Mornings, hice un guión de video y preparé el video en conjunto con Vanessa Ramos, -que creo, el hecho de haber tenido el compromiso con otra persona también ayudó.-

Lo mandé, me contestaron, me entrevistaron vía skype, que ¿por qué quería hacerlo?, ¿que si no tenía problemas en no tener ningún ingreso al respecto?, ¿cómo le iba a hacer para conseguir patrocinadores, speakers?, ¿por qué lo estaba haciendo?

Mandan una guía de lo que tú consideres porque tienes interés en hacerlo en tu ciudad, lo mandé, y en marzo de 2014 me dieron la licencia y nuestro primer evento fue en abril de ese mismo año.

¿Cuantas charlas llevan hasta este momento?

28 charlas.

Hace poco Creative Mornings participó en una charla sobre Industrias Creativas y Culturales ¿Cuál es tu opinión sobre estas industrias?

Estuvo muy curioso, quien me invitó fue a través de Relaciones Inesperadas -en donde algunas ocasiones he tomado algunos talleres- y aparte fue también a través de la Escuela de Negocios del Pacífico.

Uno de los socios de Relaciones Inesperadas, iba a comenzar con la Maestria de Industrias Creativas y Culturales, y nos invitaron a dos personas: a Gustavo Fernández, que en ese momento iba saliendo de la Coparmex como presidente y a mí, en mi caso por mi experiencia, -aunque no somos una sociedad civil-, somos un organismo civil en Creative Mornings y como Fotografika pues como una empresa formada como sociedad anónima.

Y en mi experiencia, creo que puedo compartir que la formación académica o la formación tal cual “by the book” en el que tengas un proceso, tengas una metodología, tengas una manera de cobrar, de presentar, de analizar o de investigar lo que vas a empezar a trabajar y para entregarle a un cliente o a un prospecto de cliente pues debería de existir en todo lo que es las Industrias Culturales y creativas.

Sobre tu anterior proyecto ¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en Fotografika?

Inicié como diseñadora gráfica en el 94, en ese momento estaba diseñando para cuentas como Telnor o el Colef, Funerales del Río, el Cecut y varios proyectos más.

Después con el tiempo estuve como directora de arte y era cuando estaba Liliana Romero en dirección general y como socia principal. Me hacen socia con unas cuantas acciones de participación y después cuando sale otro de los directores generales que estuvo después de Liliana, vende sus acciones y entramos Gabriela Posada y yo como socias, junto con Eduardo Posada.

Para entonces yo estaba como dirección creativa, encargada del departamento de creatividad, copy, diseño e internet de la agencia, mi experiencia fue muy buena la verdad soy afortunada ya que colaboré con muchas personas a las que aprecio y respeto mucho. Trabajando en proyectos súper padres de arte, de negocios, binacionales algunos pro-bono, como “Reacciona Tijuana o con la Fundación Castro Limón; la construcción del museo del Trompo, la OBC.

Para muchos proyectos o para artistas hacíamos intercambios, un sitio web por obra y fue una etapa en la que aprendí mucho, en la que crecí, en la que me tocó colaborar con gente muy inteligente y muy capaz. Siempre le aprendes a esas personas con los que todavía tengo vínculo, o colaboro o aún estoy en contacto.

¿Hace cuánto iniciaste actividades con Enigma?

Acabamos de abrir apenas hace como 3 meses aproximadamente, venimos formando el proyecto desde hace como poco más de 6 meses, me asocié con Ricardo Álvarez Cruz, el fue mi profesor en la Ibero de imagen corporativa y con Arturo Elenes, que también fue mi colega y mi competencia un tiempo.

El año pasado que cerramos Fotografika -en marzo del 2015-, yo estaba colaborando en ese momento con Fotografika y Galileo, que era la agencia que tenía en ese momento Arturo, en una cuenta que compartimos.

Después nos invitaron a emprender Enigma, empezamos hace unos meses, principios de año pero en lo que nos entregaban el local, y lo que construimos y demás, cada quien estaba colaborando desde su espacio.

Cuando emprendes algún proyecto ¿Qué es lo que más disfrutas?

Yo creo que la planeación, en la magnitud o en lo que empiezas a ver que puedes hacer dentro del proyecto y con las personas que estás. Disfruto mucho colaborar con Vanessa Ramos porque es completamente diferente su formación y su forma de trabajo a la de Arturo Elenes o a la de Ricardo Álvarez Cruz o a la de Gabriela Posada o la de otros amigos con los que colaboro, y no deja de ser un reto padre.

Ahora que empecé la maestría, hace menos de un mes, se me abren posibilidades y se me abren ideas de lo que quiero empezar a emprender en cuanto a proyectos que tengo en “hold”, que quiero hacer o que ya empecé y que no le dado seguimiento porque ahorita mi prioridad es que Enigma esté al día, así como también Creative Mornings.

Por otra parte ¿A qué artista o diseñador admiras?

Yo creo que son muchos y por muchas cosas, no podría tener mi favorito, me gusta mucho el diseño en general, no nada más el diseño gráfico, me gusta estar rodeada de cosas bellas, tanto nuevas, como no nuevas, me gusta comprar fotos viejas en un sobre ruedas o en un swap meet o una buena etiqueta de una medicina que fuera vintage, me encanta el diseño de las olimpiadas del 68, me gustan las portadas de los libros viejos o de los discos viejos, y olerlos, como que en general no hay algo específico; me gusta la música, no dejar a ir a conciertos y de ver la vinculación que hacen de la música, con lo visual, con el entregable, con todo lo que está alrededor. La estrategia incluso, que algunos utilizan para venderse, porque a final de cuentas lo que yo hago son estrategias.

Y me gustan diseñadores específicos, pero también me gustan músicos específicos, arquitectos específicos, me gustan los art toys, el arte lowbrow. Suelo ir almacenando todo lo que me voy encontrando, que sea visual, porque disfruto verlo y luego regresar y volverlo a ver, igual que con la música.

¿Existe algún proyecto que te haya marcado más?

Yo creo que las colaboraciones de algunos proyectos en los que estuve en Fotografika de Reacciona Tijuana, de Telnor; me gustaron la colaboración y la magnitud que tuvieron, uno sin nada de presupuesto y el otro con incluso, para la construcción del museo del Trompo.

También hubo proyectos muy padres, que sin nada de presupuesto fueron muy buenos, como en algunas campañas de Telnor con presupuesto; los alcances que podíamos hacer no nada más por el dinero en sí, sino por los alcances, las metas y las personas con las que me tocó colaborar, es algo que agradezco mucho, haber podido colaborar con las personas y aprender de ellas.

Por otra parte ¿Qué características crees que debe tener un emprendedor?

No estoy cien por ciento segura, pero hace unos días platicaba con una persona y decíamos que un “Thinker” y un “Doer” es la combinación perfecta que hay en algunos ámbitos, no sé si a ti te pase, que en unos cosas eres thinker -planeas- y en otras cosas eres doer; depende del proyecto y depende con quien colaboras o del tiempo que puedes invertir en un proyecto.

Yo creo que unas cosas la hago de thinker y en algunas cosas la hago de doer. Creo que un emprendedor tiene que tener claro que sí hay una pasión por lo que hace, le gusté.

Sí tenga un plan de crecimiento para el proyecto para que pueda crecer, para que tenga colaboradores en un futuro y que incluso los puedas llegar a soltar para que crezcan sus propios caminos -que cuesta trabajo-, yo he estado ahí y me ha costado trabajo en algunas cosas soltar algo, para que alguien más colabore y que crezca.

Pero a la larga ya que pasa el tiempo o ya que pasa el proyecto o ya que creció -dices tú-, le quedó bien, lo hizo muy bien, le dio su propio inpout, su propia visión. Eso se me hace importante, esa es mi percepción, sin tener que haberme echado un clavado en la teoría de cuáles son los mejores emprendedores.

En tus palabras ¿cómo definirías diseño?

Como una composición, como si fuera música donde tomas los elementos ideales con inspiración y haces que funcione para ti y esta bien padre, en el aspecto funcional, personal.

En el aspecto si funciona para ti, es como si una parte de ti está empatando; estás haciendo un click con la otra persona o con el que tiene el proyecto, sea comercial o no sea comercial. Es como dar tu opinión gráfica. 

Y para finalizar ¿Cuál es el Ingrediente Secreto de tu Guacamole?

No ponerle limón -risas-

Conoce los proyectos de Catalina Silva

facebook.com/CreativeMorningsTijuana                   facebook.com/helloenigma

Mira las 10 rapiditas con Catalina Silva

Guacamole Magazine