Comunicación Marketing

En el pasado y en el presente: “Al pueblo, pan y circo”

06
Escrito por Rocío Pérez

La mercadotecnia pone de moda muchas cosas, y en México un tema que ésta ha puesto de moda en las últimas décadas es la política. La política no es algo nuevo, surge con el origen del hombre y su proceso de socialización; pero la incursión de la mercadotecnia en la política como herramienta de apoyo en las campañas electorales ha marcado una diferencia durante los periodos electorales.

La mercadotecnia política nace de la necesidad de los equipos estratégicos de campaña de los candidatos representantes de los partidos políticos por acaparar un mayor número de votantes a su favor, alcanzar sus objetivos y de dar a conocer el partido político (candidatos, filosofía, propuestas, etc.) al que pertenecen. Ésta se encarga de diseñar y ejecutar acciones estratégicas efectivas a lo largo de las campañas políticas.

Sin embargo, la mercadotecnia política actual no es completamente igual a la que se aplicaba años atrás, pues hubo cambios a los que ésta se tuvo que adaptar: nuestro país entró en una nueva etapa de desarrollo democrático, ahora existe una mayor diversidad de ofertas políticas, aumentó la población con capacidad legal de ejercer el voto, el notorio desarrollo de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, entre otros. Antes todo se resumía en spots de televisión y radio, medios impresos, debates, mítines, guerra sucia, regalos en especie para el pueblo, la imagen pública del candidato que representa el partido, el discurso político elaborado de tal forma que cautivara y generara empatía con el público, apariciones públicas como fiestas y eventos sociales donde el candidato conviviera con el pueblo, cierres de campaña escandalosos; se trataba de vender al candidato ofreciéndole “al pueblo, pan y circo”.

Actualmente creo que eso no ha cambiado mucho, se sigue ofreciendo el mismo circo, siguen implementando las mismas estrategias en cada periodo electoral para ganar mayor número de votantes que es lo que realmente busca un partido político, con la única diferencia de que algunas de esas estrategias las mejoran y adaptan a las tendencias que sigue la población, ahora se centran en hacer bastante uso de las redes sociales y el internet como medio de difusión, debo reconocer que algunos le ponen un poquito más de creatividad para marcar una diferencia. Y pues del pan que ofrecen cabe mencionar que ya no queda sólo en regalitos en especie, de una forma más descarada que antes también los regalitos en dinero están teniendo sus resultados.

Algunos nos preguntamos, ¿si ya existen herramientas como la mercadotecnia política, por qué los equipos estratégicos de campaña de los partidos políticos no hacen algo diferente para atraer y convencer al público?, pues creo que aunque la mayoría de las personas ya estamos enfadados de ver lo mismo en cada periodo electoral y deseamos ver propuestas más creativas, los existentes partidos políticos no hacen cosas diferentes porque lo que han venido haciendo les funciona, los resultados de las estrategias que implementan se ven reflejados en las votaciones y en diversos estudios de mercado que se hacen referentes al tema, lo que comprueba que mientras al pueblo le des pan y circo ahí estarán, inclinándose con su voto hacia el candidato del partido político que mejor se vendió y que mejor circo ofreció.

Con esto nos damos cuenta que el ingenio de los partidos políticos para comprar el voto además de estar mal enfocado se está extinguiendo debido a que el pueblo no demanda nada nuevo, siguen reaccionando ante lo mismo que les ofrecen en cada periodo electoral, aquí radica la importancia de la aplicación de la mercadotecnia política y de la ética que ésta conlleva en las campañas electorales.

Creo que la mercadotecnia política es un área que necesita el trabajo y colaboración de personas con mucha ética, una mentalidad diferente e ideas creativas, tal vez sólo así podamos gozar de campañas electorales diferentes y ver un cambio en el panorama político del país.

«Panem et circenses- Al pueblo, pan y circo.»
Dicho que se generó entre los gobernantes de la antigua Roma precisamente porque acostumbraban ofrecerlo al pueblo a cambio de obediencia, de su confianza y sobre todo de mantenerse alejados de los asuntos que preferían conservar dentro del círculo político.

Rocío Pérez

Mercadóloga egresada de la Universidad Autónoma de Baja California. Me gusta aprender y compartir, no me limito a dominar sólo un área. Me inspiran las personalidades que comparten conocimiento y sabiduría, al igual que las marcas comerciales que trabajan día con día por dejar huella en la mente y corazón del consumidor. Vicios: Chai, rock, cinéfila nocturna, atardeceres y amaneceres, explorar lugares, conocer diferentes culturas e historias de vida, amante de la buena comida.