Branding Emprendimiento Marketing

3 Cosas que Podemos Aprender del Éxito de Pixar

GUACAMOLE-MAGAZINE_MARZO_3-Cosas-que-Podemos-Aprender-del-Éxito-de-Pixar

Pixar ha sido durante años una fuente incomparable de inspiración para muchas personas alrededor del mundo; el encanto de sus historias y personajes memorables también me ha atrapado a mí. La historia del camino hacia el éxito de este estudio de animación está lleno de interesantes momentos de los cuales compartiré los que me han parecido especialmente relevantes para cualquiera de nosotros que esté involucrado en el ámbito profesional.

  1. El éxito jamás está asegurado, así que prepárate para fallar.

Pixar nació como una división de Lucasfilm (anteriormente llamada “The Graphics Group”) que después fue adquirida por el mismísimo Steve Jobs, John Lasseter y Ed Catmull, en colaboración con The Walt Disney Company. En los años que siguieron a la fundación de Pixar en 1986, el estudio realizó varios cortometrajes aclamados por la crítica en diferentes festivales, sin embargo, aquel equipo tenía el sueño de hacer el primer largometraje creado totalmente a computadora y, tras muchos rechazos por parte de un Ex-Chairman de Disney, fue así como nació Toy Story, pero aún así no todo fue miel al principio. Cuando Pixar presentó los primeros bocetos de esta cinta a los directivos de Disney Animation Studios, éstos pensaron que la historia era horrible (decían que Woody – el personaje principal – era demasiado odioso y engreído), así que rechazaron el proyecto por completo, pero esto no fue en absoluto un motivo para que el equipo de Pixar se desanimara, así que reescribieron toda la historia desde cero y, unas semanas después, la nueva versión fue finalmente aprobada por Disney para que comenzara su realización; Toy Story fue efectivamente lo que siempre soñaron, se convirtió en un referente tecnológico de la época y fue tremendamente exitosa entre el público (¡ah! Olvidaba mencionar que también hicieron con ella la única trilogía cinematográfica en donde cada filme vale 100% la pena).

Lo que podemos aprender: Si tienes una meta y crees en ella con toda tu pasión, ningún rechazo u obstáculo podrá desviarte del objetivo.

  1. Busca personas apasionadas con habilidades diferentes a las tuyas.

Antes de que se convirtiera en lo que es hoy, Pixar era un pequeño estudio contratado por el cineasta George Lucas para crear efectos especiales a computadora para sus filmes, en el que se encontraba Ed Catmull – un científico computacional –  así como otros integrantes involucrados en esa área. Entre las ambiciosas aspiraciones del equipo estaba crear un personaje animado a computadora, pero ¡oh sorpresa! Ninguno de ellos era realmente un animador en ese entonces, así que contrataron a John Lasseter, un ex-animador de Disney cuya obsesión era también (para la divina suerte de Pixar) llevar a la vida sus creaciones de dibujo a gráficos por ordenador; así que desde ese punto la unión a través de un objetivo común llenó a todos de emoción para seguir adelante. Tenían la increíble y vanguardista tecnología computacional de Ed Catmull y el ingenio creativo del animador y guionista John Lasseter, sin embargo, hacía falta una pieza muy importante para que todo funcionara: el dinero. Tras ver los éxitos de Pixar y creyendo en aquel entonces que la animación por computadora sería un boom en años venideros (¡y vaya que acertó!), el genio Steve Jobs se unió al equipo como la mente de negocios detrás del impresionante crecimiento de la compañía, siendo el responsable de que Disney finalmente comprara a Pixar como su núcleo oficial de animación por computadora.

Lo que podemos aprender: Tienes debilidades que en otras personas son fortalezas. La diversidad de conocimientos especializados de los miembros de tu equipo hacen que los esfuerzos se sumen para lograr proyectos integrales.

  1. Se honesto con tu propio trabajo.

Reconocer cuando fallamos no es fácil, pero es necesario para mejorar y eso es exactamente lo que Pixar ha hecho a través de los años para lograr que cada película sea una verdadera joya. Es el único estudio de animación que ha sido capaz de formar una línea consecutiva de éxitos a través de personajes e historias que logran cautivar a niños y adultos, sin embargo, después de cada triunfo el equipo de Pixar se encuentra siempre con una angustiante pregunta: ¿Qué podemos hacer ahora que supere las expectativas del público y, al mismo, sorprendernos a nosotros mismos? Bueno, pues Ed Catmull, hoy en día Presidente de Pixar Animation Studios y Disney Animation Studios, ha contado en numerosas ocasiones un método que ha utilizado para incentivar la creatividad de sus colaboradores, que consiste en hacer una sesión luego de cada uno de sus filmes para discutir qué hicieron bien, qué hicieron mal y en general, en qué aspectos pudieran mejorar, todo esto a través de notas y críticas constructivas en cada parte del proceso de trabajo, desde la concepción de la idea hasta el estreno en pantalla. Pixar ha implementado un sistema de evaluación de proyectos basado especialmente en la honestidad y la sinceridad de sus realizadores, como una forma de solucionar problemas y dar propuestas innovadoras a los retos que pudieran presentarse en el camino (incluso con esta dinámica es como Pixar ha creado software propio – y secreto – cuando la tecnología disponible no ha sido suficiente para sus propios estándares creativos). Como contaba en el primer punto, este estudio de animación accedió a cambiar el guión completo de Toy Story luego de que Disney destrozara (intelectualmente) los bocetos, porque fueron capaces de reconocer que la primera versión de su propia historia no era tan buena como ellos creían que era, así que optaron por escuchar, aplicar los consejos recibidos y mejorar. ¡Bravo por Pixar!

Lo que podemos aprender: Ser realista con tu propio trabajo y aceptar la crítica constructiva de otros, enriquece tu labor, así que nunca hay que asumir que el éxito será duradero: SIEMPRE hay que trabajar por ello.

Pixar es un gran ejemplo de innovación que ha consolidado su legado a través de obras maestras como son “Toy Story”, “Wall-E”, “Cars”, “Monsters Inc.”, “Buscando a Nemo” y “Up” (entre otras), no sólo por los impresionantes detalles gráficos que pueden apreciarse en cada pieza, sino por su atractivo storytelling y encantadores personajes, siendo el factor humano (es decir los realizadores) el verdadero corazón de donde nacen todas estas maravillosas películas. ¿Qué sorpresas nos tendrán con su próximo filme a estrenarse este año: “Inside Out”? ¡Disfruta el tráiler!

Shantell Raygoza Muñoz

Creativa por vocación y Comunicóloga de profesión, he desarrollado mi pasión por la publicidad y las artes visuales a través de diferentes plataformas como social media, video, diseño gráfico, fotografía y televisión. Coca-Cola, Michael Jackson y Disney Pixar son mis tres grandes fuentes de inspiración y sueño con ser directora creativa de spots publicitarios para marcas nacionales e internacionales.