Blog Comunicación Emprendimiento

De dorso, crol y mariposa.

3
Escrito por Anakaren Figueroa

Día a día estamos expuestos a toneladas de datos que gravitan a nuestro alrededor como mosquitos en pleno verano. Desde que nos levantamos por la mañana hasta que por fin caemos rendidos después de un largo día, nos exponemos a todo tipo de información que ignoramos sí algún día nos servirá de algo.

Seamos sinceros, ¿Cuántos datos recopilamos al día que sea de utilidad para nuestra vida diaria? ¿Qué tipo de información estamos consumiendo?

Hablo de lo que recibimos a través de nuestros 5 sentidos; la música que escuchamos, hoy por ejemplo, no puedo sacarme de la cabeza Beast of Burden de The Rolling Stones, por suerte, es una de mis canciones favoritas y no es la del camión del gas que pasa por mi casa cada mañana; los libros que lees, si es que ya lo haces como parte de ritual de belleza, si no, es un hábito al cual deberías aprender a amar y respetar sobre todas las cosas; los programas de televisión que ves al finalizar tu jornada laboral o simplemente las conversaciones que tienes con quien estuvo en el elevador contigo esa mañana o con ese compañero de trabajo con el cual te identificas.

¿Qué información estás recibiendo? aún más importante, ¿Cuál estás reteniendo y convirtiéndola en algo de valor?

Si algo me ha quedado bien claro en el poco tiempo que tengo ejerciendo y en los 5 años que hice mi carrera, es la importancia de ser una esponja. Una esponja muy absorbente. Super absorbente, como las de los comerciales en la tv.

Tal como las marcas segmentan su mercado, nosotros debemos darnos a la tarea de segmentar la información que consumimos.

Para todos los que estamos envueltos en el área creativa, es vital saber nadar de dorso, crol y hasta de mariposa en el mar de información que generalmente esta fuera de los libros de texto. Detectar datos útiles en una conversación relajada con cualquier persona es un arte el cual me ha interesado bastante pues he comprendido que las soluciones gráficas a problemas habitan en los recintos de la cotidianidad.

Así de sencillo, estás siempre investigando y tomando nota mental de todo lo que sucede a tu alrededor y transformas esos datos en información valiosa, es lo que al final del día le agregará un sentido a esa conversación que aparentemente era sin algún propósito alguno.

Es nuestra obligación como profesionales ser expertos en todas las áreas; te aseguro que el contexto político-social, las reglas de un juego de mesa, el nombre de un autor de literatura clásica, la receta de tu postre favorito, la letra de una canción de los 90s o conocer la cadena de suministros de una empresa pueden ser datos útiles.

Todo tipo de información tiene el potencial de ser valiosa si sabemos explotarla en la dirección adecuada.

Ser tu base de datos personal, y ser una fuente para otros, te da plusvalía como persona y como profesional.

Aprendamos a canalizar datos en información de valor. Lee. Asiste a eventos culturales y a eventos sociales, busca esos medios de comunicación que están ahí esperándote para abrazarte y darte todo lo que son. Lee. Recopila esos datos y después comparte. Apiola el súcubo inexorable de la prócer desinformación. También abre el diccionario.

Anakaren Figueroa

Me llamo Anakaren Figueroa, tengo 24. Me gradué de Diseño Gráfico en la Ibero Tijuana el invierno del 2013, no sin antes haber cursado un semestre en el ITESO en GDL y trabajar tres años en el área de difusión cultural de la universidad. Soy Co-Creadora de Creática Projects, una empresa de comunicación visual donde desarrollamos e impulsamos marcas por medio del diseño gráfico y de espacios. He desarrollado un especial interés por la mercadotecnia, la filosofía y lo editorial. Me considero fiel seguidora del rock clásico, la literatura a las 6 AM, el órden, el sarcasmo y los detalles.