Blog Diseño Gráfico Emprendimiento Publicidad Web

¿Cómo conocí a mis clientes?

8
Escrito por Adrián Ortiz

Cuando empezamos a hacernos camino en el terreno profesional nos damos cuenta de lo importante que es hacerte  de más y mejores clientes, pero siempre queda esa duda de cómo hacerle para llegar al cliente ideal, ¿qué debo de hacer para conocer a los buenos clientes o para tener más clientes? y la verdad es que sólo con experiencia vas identificando los momentos adecuados y las oportunidad para hacerte de un cliente nuevo.

A continuación te platicaré 5 historias de cómo conocí a algunos de mis clientes, espero te sean de utilidad para conocer clientes nuevos.

Historia 1: Cuando recién empecé con mi agencia, creamos un sitio web que subimos a internet y aun trabajábamos cada quien desde casa con el número de teléfono casero, un día estaba escuchando música como es costumbre y de repente sonó el teléfono, contesté sin bajarle a la música:
-¡bueno! –
-¿A dónde hablo?-
-¿Con quién desea hablar?-
-¿No es ahí una agencia de diseño?-
No estaba preparado para recibir una llamada así, me puse algo nervioso pero al final pudimos concretar una cita y así tuve un buen cliente.
Moraleja 1: Pon información tuya en internet, muchas personas se van a topar con tu trabajo navegando en internet y si es bueno y confiable lo que muestras posiblemente te quieran contactar.
Moraleja 2: Prepárate para recibir llamadas inesperadas de posibles clientes potenciales, quizás no suceda todos los días, pero cuando pase debes estar listo.

Historia 2: Tengo un amigo que conozco desde hace más de 12 años, cuando él estaba en la universidad tuvo una novia con la que convivíamos de vez en cuando en reuniones amistosas, después de un tiempo ellos terminaron su relación y no volví a saber de ella durante algunos años, de repente un día, me suena el teléfono.
-Hola, te acuerdas de mi… soy ex novia de tal-
Resulta que ahora es la encargada de mercadotecnia de una empresa y recordó que alguna vez yo le ayudé a hacer un logotipo para un trabajo de escuela, le gustó mi trabajo y fue así que varios años después me buscó para contratar mis servicios.
Moraleja 1: Siempre haz un buen trabajo, no importa que sea un favor o un trabajo de escuela, siempre hazlo bien.
Moraleja 2: Trata bien a todas las personas que conozcas, nunca sabes cuando te puede llamar una persona que pensaste que no volverías a ver en la vida,  para ser uno de esos buenos clientes que tanto anhelamos.

Historia 3: Un día estaba muy bajo el trabajo en la agencia, yo acababa de terminar de dar una clase (cuando era maestro) y tenía un par de horas libres antes de mi siguiente clase, recuerdo que se me habían terminado mis tarjetas de presentación y estaba muy pasivo viendo un juego de fútbol de los muchachos, de repente me sentí muy inútil parado ahí, así que decidí ir a una imprenta cercana, imprimir algunas tarjetas de presentación e ir a repartirlas.
Invertí $20 pesos, entregué 2 tarjetas y  conseguí un cliente que compró un servicio de $20,000 pesos.
Moraleja 1: Aprovecha tu tiempo, cuando hay poco trabajo en realidad es cuando más trabajo tienes, tu trabajo es conseguir clientes.
Moraleja 2: Los momentos calmados no son para relajarnos, son para activarnos.

Historia 4: Un día fui con mi esposa y mi hijo a una piñata, en la fiesta mi esposa se encontró con una ex compañera que justo acababa de cambiar de trabajo, entre pláticas resultó que su nuevo jefe estaba buscando una agencia de diseño, de inmediato saqué mi tarjeta de presentación, a la semana siguiente me marcaron para concretar una cita.
Moraleja 1: Siempre habla de lo que haces en cuanto veas la oportunidad de hacerlo, sin importar que no estés en horas laborales, no dejes que la plática tome otro rumbo antes de decir tu comercial.
Moraleja 2: No olvides tus tarjetas de presentación para entregarla en el momento adecuado.

Historia 5: Un día llegué a una imprenta y al darme cuenta de que su imagen era muy deficiente y no contaban con sitio web a pesar de tener un dominio en su publicidad, decidí acercarme a platicarles de mis servicios, en el momento que les dije que hacíamos sitios web un señor (cliente de la imprenta) me dijo -a ver, regalame una tarjeta a mi también-. Resulta que es el rector de una universidad y precisamente estaban buscando re diseñar su sitio web y así de fácil tuve un excelente cliente nuevo.
Moraleja 1: Si ves un cliente potencial, acércate y haz tu trabajo, no esperes a que alguien más detecte las mismas necesidades que tu ya viste en ese futuro cliente.
Moraleja 2: Habla fuerte y claro, no sabes si alguien de alrededor está buscando un servicio como el que tu haces y le caes como anillo al dedo.


Así como estas hay muchas historias en donde te puedes dar cuenta que un cliente no precisamente lo consigues haciendo cientos de llamadas o buscando citas con grandes empresas, los clientes potenciales están en todas partes, sólo debes ser inteligente para hablar de lo que haces cuando tengas oportunidad y causar buenas impresiones en todo momento.

¿Y tú tienes alguna historia que quieras compartir?

Adrián Ortiz

Director general de Porn Design Graphic House.
Apasionado empedernido por el diseño e intoxicado de una gran dosis de creatividad, curiosidad, energía y ganas de hacer cambios positivos en la gente que me rodea.
Amo el cine, la música, los conceptos creativos, las ideas frescas, las personas honestas, los niños y el diseño en todas sus formas.