Blog Branding

Campos de Solana estrena nueva imagen

Campos_de_Solana
Escrito por Pierini Partners

Campos de Solana estrena nueva imagen creada por Pierini

Una transformación que es ejemplo de la nueva filosofía comercial boliviana.

Campos de Solana, la bodega número uno de Bolivia evolucionó y lo manifiesta claramente a través de una transformación total de su imagen. Desde su identidad hasta los packagings de todas sus líneas de vinos han experimentado un cambio estético y conceptual sin precedentes convirtiéndolos en referentes dentro de la categoría de  vinos de altura. Para explicar mejor este suceso, el reconocido diseñador argentino y director general creativo del estudio Pierini Partners expresó: -“Campos de Solana es una bodega de tradición, con una historia de fuerte arraigo a su tierra pero con una visión joven y de proyección internacional. Es lógico, pues, que el resultado proyectual obtenido refleje precisamente esa fusión. Por un lado hemos optado por recursos gráficos simples como manifestación de lo moderno (tipografías de palo seco, una paleta cromática de alto impacto, caja alta para las denominaciones) y por el otro desarrollamos estructuras equilibradas, poseedoras de cierto aire clásico, sereno, sofisticado que logran expresar aquel espíritu visionario y emprendedor que caracterizó a sus fundadores”-.

En efecto, el valor histórico familiar ha logrado conservarse intacto a pesar de la profunda transformación proyectual. El isologo creado por Adrián Pierini, por ejemplo, enaltece la figura del sol y eso no es un tema menor ya que es una figura que puede hallarse en el vitraux original que decora desde hace años las puertas de ingreso a la bodega ubicada en el departamento de Tarija. -“Esa síntesis ya había sido tomada originalmente por la marca aunque nunca se le dio un lugar tan protagónico como hasta ahora. El sol es fuente de vida, esencia de sus vides, marca los ciclos de siembra y cosecha, posee un imaginario sumamente fuerte y es por esa razón que llevar esa figura simbólica a un nivel superior era un paso prácticamente obligado”- expresó el diseñador. En el proceso de aggiornamiento se aportó racionalidad constructiva, una modulación especialmente cuidada en sus elementos y la incorporación en su zona central de la letra C, una manifestación orgullosa del camino recorrido por las distintas generaciones. El ícono es acompañado por un logo simple, construido a partir de caracteres de palo seco y con una priorización de la palabra CAMPOS por sobre la descripción DE SOLANA. La razón? Desde el aspecto funcional, se buscó generar mayor presencia visual, aumentar el nivel de recordación marcario reduciendo la cantidad de los estímulos emitidos por el isologo, ahora bien desde lo emocional, se alineó al modo simple y cotidiano con el que los consumidores mencionan sus vinos. ´”Deme un Campos!” resuena afectuosamente una y otra vez en los puntos de venta bolivianos y esta acción se plasma eficazmente en la nueva identidad.

Como se ha mencionado, la marca está más viva que nunca y a pesar de sus muchos años de tradición es percibida como joven e innovadora. Es por esta razón que los nuevos packagings dan un giro de 360 grados dejando de lado los recursos vintage o telúricos para exhibirse minimalista y original. El estudio Pierini, trabaja desde hace más de 10 años en el desarrollo de packagings estratégicos para las marcas más importantes del mundo por lo que sabe muy bien de tendencias y de cómo aplicarlas a esta nueva filosofía corporativa que la marca ha decidido impulsar. Ese expertisse se demuestra claramente en los layouts desarrollados, los cuales lucen tan atractivos como impactantes, tomando los colores negro (en gran parte) y blanco como soporte de las distintas líneas. -“Decidimos desde un comienzo recurrir exclusivamente a resoluciones tipográficas, hacer de las denominaciones un identificador y una característica gráfica diferenciadora. La categoría hoy se haya saturada de diseños con imágenes, stamping dorados, estructuras centradas, excesivos textos que buscan transmitir mucho pero olvidan lo esencial: el vínculo con el consumidor y el producto en si. Quisimos que los nuevos diseños pateen el tablero y se muestren básicos y directos, estableciendo un dialogo franco con su público, simplificando su reconocimiento a través de la aplicación de pocos y grandes caracteres, revalidando el disfrute de los momentos por medio de la aplicación de colores alegres y altamente contrastantes e invitando al público a potenciar sus experiencias e ignorar los convencionalismos mediante layouts que dejan de lado las clásicas estructuras para dar paso a composiciones de marginación izquierda.”- continuó explicando Adrián Pierini. Estos nuevos diseños resultan ser mucho más que estrategias comerciales, representan una nueva mentalidad en términos de expresión, un cambio trascendental en el modo en que los productos se presentan en un país con fuertes tradiciones culturales como lo es Bolivia. Lo que ha hecho Campos de Solana en términos de innovación proyectual es una muestra más de apertura hacia el mundo y un modo de decirle al mismo que sus productos no solo son excelentes sino que, además, resultan seductores y apetecibles gracias a un concepto comercial distinto que busca en la imagen un factor de percepción cualitativa vital. Larga vida a “Campos” y a su espíritu transformador, larga vida a estas bocanadas de aire fresco que, de su mano, ya pueden sentirse en los diferentes puntos de venta. Salud!

Pierini Partners